google-site-verification=EerbCK5t7opPAe8DeD7upyoho0OraQTAvnKqPik09NY

El calor de una chimenea o estufa de leña puede crear una atmósfera acogedora y reconfortante en cualquier hogar durante los meses de más frío. Sin embargo, la calidad de la leña que utilizamos desempeña un papel crucial en la eficiencia y seguridad de nuestro sistema de calefacción. Optar por leña seca, en lugar de leña húmeda o verde, ofrece una serie de beneficios que van más allá de simplemente generar calor.

Importancia de elegir leña seca para tu hogar

La leña seca contiene mucho menos contenido de humedad que la leña verde o húmeda. Esto significa que produce más calor por unidad de peso, lo que se traduce en una calefacción más eficiente para tu hogar. Al quemar leña seca, aprovechas al máximo su potencial energético y reduces la cantidad de leña necesaria para mantener una temperatura confortable.

Y es que, la leña seca arde de manera más completa y uniforme en comparación con la leña húmeda. Esto resulta en una combustión más limpia y eficiente, con menos humo, residuos y emisiones nocivas liberadas al aire. Además, una combustión más completa significa menos acumulación de residuos en los conductos de humo y una menor necesidad de limpieza y mantenimiento de tu sistema de calefacción.

Queremos recordar que esta leña es menos propensa a causar incendios no deseados en comparación con la leña verde. La alta humedad en la leña puede dificultar su encendido y mantener una llama constante, lo que aumenta el riesgo de que se produzcan chispas o brasas que puedan provocar incendios. Al elegir leña seca, minimizas este riesgo y garantizas una experiencia de calefacción más segura.

En definitiva, la leña seca para tu hogar es una inversión inteligente que ofrece una serie de beneficios como, una mayor eficiencia energética, una combustión más limpia y segura, y ahorros a largo plazo. Además, al optar por leña seca de calidad, estás contribuyendo a la preservación del medio ambiente y a la salud y bienestar de tu familia.

Importancia de elegir leña seca para tu hogar

Consejos para almacenar tu leña de manera eficiente

Almacenar la leña de manera eficiente es fundamental para garantizar su calidad y durabilidad. Aquí os dejamos algunos consejos para almacenar tu leña:

  • Selección del lugar adecuado: El primer paso para un almacenamiento de la leña es elegir el lugar adecuado. Busca un lugar seco, bien ventilado y protegido de la humedad y la lluvia. Un sitio con techo es ideal para mantener la leña en las mejores condiciones.
  • Eleva la leña del suelo: Colocar la leña directamente en el suelo puede provocar que absorba humedad. Utiliza palets para elevarla del suelo y permitir que circule el aire por debajo.
  • Apila la leña correctamente: Una pila bien construida es esencial para maximizar el espacio y facilitar el secado uniforme de la leña. Coloca los troncos más grandes en la parte inferior y ve alternando las capas para crear estabilidad. Además, deja espacio entre los troncos para facilitar la circulación del aire.
  • Protege la leña de la lluvia: Aunque es importante elegir un lugar protegido, también puedes utilizar lonas impermeables para cubrir la leña y protegerla de la lluvia y la nieve. Asegúrate de que la lona esté bien sujeta para evitar que el agua se filtre.
  • Mantén la leña ventilada: La ventilación adecuada es clave para prevenir la aparición de moho y hongos en la leña. Asegúrate de que haya suficiente espacio entre los troncos y que el aire pueda circular libremente alrededor de ellos.
  • Rotación de la leña: Para mantener un suministro constante de leña seca, es recomendable rotarla regularmente. Utiliza primero la leña más antigua para asegurarte de que se aprovecha antes de que comience a deteriorarse.

Importante, al manipular y almacenar leña, recuerda siempre practicar la seguridad. Utiliza guantes resistentes para proteger tus manos y asegúrate de que la pila de leña esté estable para evitar accidentes. Siguiendo estos consejos, podrás almacenar tu leña de manera eficiente y mantener un suministro constante de combustible para tu hogar durante los meses de invierno. ¡Prepara tu pila de leña con anticipación y disfruta de un invierno cálido y acogedor!

Consejos para almacenar tu leña de manera eficiente

¿Dónde puedo comprar leña de calidad?

 Hoy puedes encontrar de leña en muchas tiendas y muchos sitios. La leña a domicilio es la mejor opción. Pides una carga, del tipo de madera y cantidad y la recibes cómodamente en casa, lista para su uso. En Econoleña, somos especialistas en biomasa, sobre todo en leña para chimeneas. Disponemos de leña de roble, haya, encina y olivo, preparada y lista para llevarla a tu casa.

¿Quieres conocer las condiciones? Puedes hacerlo, llamando al número 672 568 880 o si lo prefieres pinchando aquí obtendrás nuestros datos de contacto